Resumen ultimas 10 Jornadas!

Etapa 21 / Etapa 31 

Lo se! Lo primero es pediros disculpas por tantos días sin escribir en el diario. He ido informando día a día en mis redes sociales, pero como se dice coloquialmente la vida no me daba para más, jajaja

Y es que han pasado tantas cosas, tantas, que me será difícil haceros un resumen…pero lo intentaré. 

Nos quedamos justo en mi salida de Córcega y llegada a Livorno. Tenía el calor metido en el cuerpo y recuperarme no fue fácil, pero Italia siempre me trata bien y fueron unos días fantásticos.

En cuanto llegue a Turín, ya estaba mi amigo Carlos Garranzo esperándome. Como sabéis el también es himalayista, y siempre que puede me acompaña en mis aventuras. 

A partir de ahí ya tenía un compañero para pensar nuevas posibilidades durante la travesía, y vaya si las pensé.
Decidí ascender 4 de puertos míticos de los Alpes, empezando por el Colle San Carlo, en Aosta, el San Gottardo en Suiza, el Tre Croci en Dolomites y el monstruoso Zoncolan en la region de Venecia. Las pesadas alforjas subían con Carlos en el coche y yo podía enfrentarme a estos colosos en igualdad de condiciones. O eso quería creer yo!

Además tocaba ascender el techo de esta Olympic Route, el Gran Paradiso. Y lo hicimos junto al equipo de Millet Italia.
Fue un honor y un lujo!

A partir de ahí llegaban los Dolomitas, y la Cima di Mezzo y el Cristallino d’Ampezzo también se sumaron a la lista de los 14.

Tras dejar Dolomitas nos enfrentábamos al puerto más duro de la travesía, sin duda, el Zoncolan, con rampas superiores al 22%, y para eso nos vino a acompañar mi amigo milanés Mattia Conte, con el que ascendí el pasado año el Gasherbrum II. Fue un placer!

De ahí a Ancona, y de nuevo otro ferrie para llegar a Croacia. Uffff, que tute! Y hasta hoy, que os escribo desde Dubrovnik. 

Además también han sucedido más cosas. Perdi el drone el Suiza, en un vuelo complicado donde me equivoqué, y más tarde nos desapareció la cámara en el Zoncolan. Pensábamos que nos la habían robado y ayer me llamaron para decir que había aparecido, no se bien como, pero el milagro ha sucedido!

Quiero agradecer especialmente a Giovanni Cinti, responsable de la caseta que hay en la cumbre del Zoncolan, lo que se ha llegado a mover, y gracias a eso ha aparecido. Grazie mile amico. 

Ahora llegan las novedades! Mi cabeza nunca para y he añadido dos sorpresas más al proyecto, y precisamente me llevarán a saltar de nuevo el charco para dirigirme hacia el final de “la bota” de Italia, para acercarme al Parque Nacional de Gargano, cercano a Bari, y después bajar hasta Sicilia para intentar ascender el volcán activo más alto de Europa, el Etna.
Que no pare la marcha! Os voy informando amig@s